Habitar la ciudad turística durante la pandemia Covid-19

La Zona Especial Turística La Mariscal-Quito

María Soledad Oviedo et Víctor Llugsha

Traduction(s) :
Habiter la ville touristique pendant la pandémie de Covid-19

Citer cet article

Référence électronique

Oviedo, M.S., & Llugsha, V. (2022). Habitar la ciudad turística durante la pandemia Covid-19. Dans J. Blain & A.-C. Chardon (dir.), Dynamiques urbaines et résilience dans un contexte épidémique. Mis en ligne le 07 juin 2022, Cahiers ESPI2R, consulté le 30 juin 2022. URL : https://www.cahiers-espi2r.fr/781

El turismo es una actividad socioeconómica que a distintos niveles genera impactos, siendo los beneficios económicos los que han llevado a las ciudades a tomar acciones y crear políticas que incentiven su crecimiento. Esto provoca que varios destinos turísticos urbanos enfrenten impactos como: elitización, gentrificación, turistificación y overtourism. Con el propósito de hacer frente a los retos que implica el crecimiento de la actividad turística en la ciudad de Quito, en el 2012 el Municipio del Distrito Metropolitano (MDMQ) creó las Zonas Especiales Turísticas (ZET) en los territorios que condensan a prestadores de servicios vinculados al turismo y atractivos turísticos. En el caso de la ZET del barrio La Mariscal, la complejidad del territorio va más allá del desarrollo del turismo, puesto que en él conviven distintas actividades económicas que entran en disputa con la calidad de vida de los residentes.

A partir de marzo 2020, la oferta de servicios turísticos en La Mariscal, como: hospedaje, alimentos y bebidas, entretenimiento, se vio afectada por las restricciones impuestas para controlar el avance de la pandemia (Covid-19), llevando a que se suspendan actividades vinculadas al ocio y al turismo. Con el pasar del tiempo, la situación ha conllevado el cierre definitivo de muchos establecimientos, poniendo de manifiesto la fragilidad del modelo de ocupación turística del barrio.

Por otra parte, con base en los lineamientos de bioseguridad establecidos a nivel global para el control de la pandemia, se requiere limitar el aforo de los establecimientos y realizar nuevas inversiones en la infraestructura, lo que generará un incremento en los costos de los servicios brindados. En este sentido, se busca determinar si esta situación abrirá la puerta a una nueva elitización del barrio, o si los negocios vinculados con el ocio y el turismo tendrán que reinventarse para no desaparecer, llevando al barrio de La Mariscal a un proceso de tugurización1 de servicios turísticos.

Metodología

El análisis de la información está orientado a determinar el impacto de las acciones públicas y privadas en el territorio destinadas a reactivar la actividad turística en la ZET Mariscal. De manera transversal se realizó un análisis documental bibliográfico, como un proceso sistemático y secuencial de recolección, selección, clasificación, análisis y evaluación del contenido del material utilizado como fuente teórico-conceptual de la investigación.

El estudio aborda los hechos ocurridos entre marzo 2020 y marzo 2021, debido a que en este período se implementaron varias acciones públicas y privadas para enfrentar la crisis desatada por la pandemia. Para el análisis hemerográfico se revisaron notas de prensa de los principales medios de comunicación de Quito, archivos públicos, sitios web y redes sociales. Además, se revisaron fuentes estadísticas municipales e informes de diferentes instituciones. La información se compiló bajo las categorías: acciones/políticas del Municipio de Quito, acciones/políticas del Gobierno del Ecuador y, declaraciones de residentes y/o propietarios de negocios en la ZET Mariscal. Se realizó observación participante en el territorio que permitió verificar los resultados de las acciones que se han implementado durante la pandemia. Para contrastar los datos obtenidos en la observación, se realizaron entrevistas semiestructuradas a propietarios de establecimientos de alimentos y bebidas que manejan sus negocios en el territorio de estudio.

La investigación se estructuró alrededor de la pregunta: ¿cuáles son los impactos urbanos de la pandemia Covid-19 en la ZET Mariscal? Si bien no se planteó una hipótesis, se trabajó bajo una premisa dicotómica: a) La ZET Mariscal enfrentará un proceso acelerado de tugurización de los servicios turísticos, b) La ZET Mariscal enfrentará un proceso de elitización de los servicios turísticos.

Discusión

Es importante abordar la cuestión de la ciudad y sus centralidades urbanas, que está mediada por la carga simbólica que la define. Son las interacciones sociales, económicas, culturales, históricas las que definen la naturaleza de cada centralidad, “es entonces el espacio urbano que concentra, con el más alto grado de densidad y de diversidad, poblaciones, hitos y símbolos urbanos, usos, flujos, intercambios” (Beuf, 2019, p. 132), de tal forma que la centralidad cumple un papel polarizador en el territorio (Dosso, 2005). En ese contexto, Quito se consolida como una ciudad policéntrica a finales del siglo XX, como una consecuencia de factores como la tugurización de la vivienda y abandono de las élites del espacio central, también como la búsqueda de la modernidad generada por los nacientes recursos provenientes de la explotación petrolera. De esta forma en la ciudad se definen las tres primeras centralidades: el Centro Histórico (centro), el barrio La Mariscal (norte) y el barrio Villaflora (sur). Estas centralidades se definen también por las condiciones naturales propias del territorio, que por su orografía determinan la forma misma de la ciudad (Carrión & Erazo, 2012).

En el barrio La Mariscal, originalmente las élites quiteñas construyen sus viviendas y de manera progresiva se vuelve un espacio de atracción para: funciones gubernamentales, embajadas, organismos internacionales, bancos, restaurantes y sitios de recreación nocturna (Vallejo, 2008).

Una vez que se entiende que el barrio La Mariscal puede ser considerado como una centralidad urbana, es importante hacer referencia a la conformación del espacio turístico, que según Boullon (2006) tiene que ver con la presencia y distribución territorial de los atractivos, que son la razón de ser de la actividad turística, además de contar con planta turística e infraestructura. Esta teoría del espacio turístico permite organizar las actividades del sector de acuerdo a la creación de productos definidos y a la realidad de los atractivos. En este sentido, el análisis que se lleva a cabo en el barrio de La Mariscal, plantea el primer interrogante sobre este territorio, ya que concentra una serie de servicios destinados al turismo, más no atractivos como tal. Boullon (2006) plantea una clasificación de los espacios turísticos según el tamaño de su superficie. De acuerdo a la función que desempeñan los espacios, probablemente se podría considerar a La Mariscal como un centro turístico de distribución, ya que este concepto considera que los turistas visitan los atractivos que se encuentran en el radio de influencia del conglomerado urbano que les sirve de base, y regresan al mismo para entretenerse y dormir. Una de las características fundamentales de los centros de distribución es que los turistas permanecen en ellos entre uno y tres días, puesto que la finalidad es conocer la mayor cantidad de atractivos que se puedan operar desde ese centro, con un tiempo de visita corto.

En 2012 el Municipio de Quito expidió la ordenanza 0236 que “establece los instrumentos de regulación, control y promoción del desarrollo de la actividad turística en el Distrito Metropolitano de Quito”, en particular de las ZET. La ZET “se define como un territorio dentro del Distrito Metropolitano de Quito que reúne características y condiciones que permiten generar una política turística común debido a la presencia de atractivos o recursos, o a la concentración de servicios turísticos. La ordenanza establece que toda Zona Especial debe contar con su Plan de Gestión, debe contener los planes y proyectos que se piensan ejecutar, presupuesto y cronograma de ejecución, así como los criterios técnicos de uso y ocupación del suelo, entre otros” (Oviedo, 2014, p. 45-46).

Esta ordenanza establece en su artículo 27 que “el territorio que ha sido declarado Zona Especial Turística constituye, para los propósitos del Plan Metropolitano de Ordenamiento Territorial y sus anexos, una zona sujeta a planificación especial en lo que respecta a los criterios y parámetros para la habilitación del suelo y la edificabilidad, y especialmente, en materia de uso y ocupación del suelo” (Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, 2012).

Por otra parte, el artículo 28 menciona que en las ZET “el uso principal del suelo es el turístico, sin perjuicio de que en aquellos espacios territoriales se puedan implantar actividades que son compatibles con tal uso” (Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, 2012). Esta diversidad de usos del suelo se puede ver en la figura 1.

Figura 1. Usos de suelo en la ZET Mariscal

Image 10000000000001F7000002D3C6AC53BBD771C3B7.jpg

Fuente: Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, 2021.

No hay que olvidar en el análisis, los efectos sociales negativos que puede causar el turismo en las ciudades, ya que se ha convertido en una actividad económica que puede generar presión y malestar para los habitantes de las mismas. Para Milano (2018), la principal razón del imparable crecimiento del turismo antes de la pandemia, se debe a los beneficios económicos que genera. Sin embargo, este modelo de producción ha conllevado denuncias, manifestaciones y críticas hacia los efectos perversos que la actividad turística puede traer consigo, como las transformaciones socio-espaciales en espacios urbanos, entre las cuales se encuentran los procesos de gentrificación y turistificación, y por otra parte la proliferación ilegal de hospedaje turístico, masificación y el overtourism.

Es importante enfocarse en dos fenómenos que pueden llevar a entender la situación por la que atraviesa el barrio La Mariscal, estos son la elitización, entendida como un fenómeno que puede ser impulsado por el turismo al crear espacios de consumo, estrategias culturales e ilustrar la relación global/local de la reestructuración urbana (Fox Gohtam, 2005). Para Casgrain y Janoshcka (2013), la elitización se refiere a una gentrificación simbólica a través de actividades turísticas y culturales que tiene que ver con la rehabilitación del patrimonio arquitectónico visto como elemento de atracción para la inversión turística. Con el objetivo de determinar si los efectos de la elitización representarían un impacto negativo para los habitantes de La Mariscal post pandemia, habrá que esperar a la recuperación del sector turístico, mucho dependerá de las medidas para retomar la actividad, siendo lo deseable que se lo haga “a través de un modelo sostenible que permita la inclusión de la comunidad local en las decisiones que se tomen para favorecer la dinamización económica del espacio” (Oviedo, Llugsha & Ocaña, 2020, p. 160).

Por otra parte, la tugurización, entendida como el fenómeno de precarización urbana que, en el caso de espacios relacionados con el turismo, como en el barrio La Mariscal, haría referencia a establecimientos que ofrecen baja calidad de productos y servicios turísticos. Llughsa y Oviedo (2020) manifiestan que, en La Mariscal, han proliferado negocios que no ofrecen servicios de buena calidad, lo que ha perjudicado a la imagen del barrio. “Adicionalmente existe entre ellos una alta rotación; por eso se hace difícil mantener los estándares que requiere la normativa actual que, si bien busca mejorar la calidad de los servicios en pro de captar turistas de mayor poder adquisitivo, al ser inaplicable ha generado el efecto contrario” (Llugsha & Oviedo, 2020, p. 31).

Efectos de la pandemia en el turismo de Quito

En el contexto de las pérdidas generadas por la pandemia, solamente entre marzo y abril de 2020, el sector turístico del Ecuador perdió USD 580 millones (Ortega, 2020); para agosto de 2020, el 13% de negocios turísticos cerró en la ciudad de Quito (Ortiz, 2021). En el barrio de La Mariscal, donde se concentra una importante oferta de servicios turísticos de la ciudad – hospedaje, alimentación, entretenimiento – que atrae la llegada de visitantes no residentes al barrio, con el confinamiento provocado por la pandemia, la imposibilidad de viajar y la creciente incertidumbre de poder realizar viajes, las cifras se contrajeron de manera drástica (ver figura 2), se estima que en el caso de esta ZET durante el 2020 se redujo en un 82% la llegada de visitantes con relación al 2019.

Figura 2. Llegadas de visitantes no residentes a las ZETs de Quito

Image 100002010000036D0000013576AA9FA77B55F29C.png

Fuente: Quito Turismo, 2021.

Uno de los sectores más afectados por la disminución de visitantes es el hotelero; en la figura 3 se puede evidenciar cómo a inicios de 2020 la Tasa de Ocupación Hotelera (TOH) fue del 62%, llegando a finales del año con un decrecimiento que llegó hasta el 13% de TOH.

Figura 3. Tasa de Ocupación Hotelera en la ZET La Mariscal

Image 10000201000002970000010C36797E212A39BCF4.png

Fuente: Quito Turismo, 2021a.

La imposibilidad de mantener operativo un negocio vinculado al turismo, sumado a la aprobación de la denominada “Ley Humanitaria” que se expidió para manejar la pandemia durante el Estado de Excepción declarado por el gobierno ecuatoriano, abrió la posibilidad de flexibilizar despidos de empleados. La disminución del 81% de la TOH en La Mariscal tiene una relación directa con la pérdida del 94% de empleos dentro del sector hotelero (ver figura 4).

Figura 4. Evolución de empleos en el sector hotelero de la ZET La Mariscal

Image 100002010000029D000000EA23E172EA3B368FFC.png

Fuente: Quito Turismo, 2021a.

Entre las acciones puntuales que el Municipio de Quito tomó para enfrentar la pandemia se encuentra la promulgación de la Resolución Municipal Nro. A022–2021 (Alcaldía del Distrito Metropolitano de Quito, 2021) que eliminó temporalmente los permisos de funcionamiento de bares y discotecas en la ciudad (principal atracción del barrio), llevó a que este tipo de negocios de un giro hacia la venta de alimentos como una opción que les permita seguir operativos. El art. 14 del Reglamento de Alimentos y Bebidas vigente en Ecuador establece varias categorías de acuerdo al expendio de productos, por lo que debieron pasar de ser categorizadas como discotecas a bares2, restaurantes o cafeterías.

Con el propósito de reactivar las actividades turísticas en la ciudad, el Municipio de Quito realizó acciones como:

  • Aumento progresivo del aforo en locales comerciales, restaurantes y sitios de eventos.

  • Propuesta de reducción del 80% del impuesto para el uso de las terrazas, las veredas y la vía pública por parte de los establecimientos de alimentos y bebidas

  • Propuesta de reducción del pago de la patente de funcionamiento hasta del 50% para negocios turísticos.

  • Peatonización, ciclopaseo y actividades al aire libre.

  • Plan piloto “La Mariscal se toma las calles” 06, 24, 25 y 26 de septiembre 2020. (Romero, 2020).

Un aspecto que se debe considerar es que “…debido al caos generado por las actividades de entretenimiento, [los habitantes originales] han preferido arrendar sus propiedades a nuevos moradores con intereses vinculados con la creación de negocios turísticos” (Llugsha & Oviedo, 2020, p. 25); la población flotante que visita La Mariscal sobrepasa en 1750% a los residentes del barrio, esto atrajo a neo habitantes, propietarios de establecimientos que brindan servicios turísticos en el sector.

Durante el trabajo de campo se entrevistaron a diez personas que administran o son propietarios de este tipo de establecimientos; al ser consultados sobre un escenario pos Covid-19, señalaron que los principales aspectos que se deben tomar en cuenta para retomar las actividades cotidianas en el territorio son:

  • Simplificar reglas y normativa para que los negocios continúen funcionando.

  • Mejorar la calidad del servicio.

  • Implementar nuevos productos y servicios3.

De esta forma buscan hacer frente a dos aspectos: retorno de clientes a La Mariscal y mejorar el trabajo conjunto con el Municipio de Quito.

Por otra parte, los problemas asociados históricamente al barrio (delincuencia/inseguridad), siguen siendo de interés por parte de los actores involucrados.

En vista, de que la proyección de la rehabilitación del barrio se ha enfocado hacia el turismo y el consumo, los establecimientos de pequeña escala que ofrecen bienes y servicios que no se relacionan con la actividad turística, han venido experimentando variaciones en el comportamiento de las ventas y de la clientela (Parrado, 2018). En ese sentido, las acciones llevadas a cabo por el Municipio durante la pandemia, son aisladas y enfocadas específicamente en la reactivación del turismo, debido a lo cual la percepción de propietarios de negocios no relacionados a los servicios turísticos, es la de abandono frente a los efectos de la pandemia.

Conclusiones

Se puede dimensionar que, durante la pandemia, los negocios se han visto en la necesidad de cambiar su giro y reinventarse recategorizando sus actividades para no caer en el margen de la ilegalidad.

Por otra parte, a pesar de que solamente se han generado acciones puntuales por parte del Municipio de Quito durante la pandemia, se produjo una nueva forma de ver el espacio público al permitir a los establecimientos de servicios turísticos el uso de veredas y el cierre de calles para transformarlas en peatonales durante ciertas horas del día.

El barrio ha sufrido un proceso de tugurización o pobreza oculta que difícilmente se recuperará en un escenario pos pandemia, si no se realizan inversiones para recuperar no solamente los establecimientos turísticos (mismos que deben ser recategorizados), si no que se debe priorizar, a través de la recuperación de los espacios, la posibilidad de mejorar la habitabilidad del barrio, y además contribuir a la supervivencia de pequeños negocios que no se encuentran relacionados de forma directa con las actividades turísticas.

Es claro que en la ZET Mariscal existen problemas de fondo previos a la pandemia y estos también deben ser considerados al momento de establecer acciones que hagan frente a los efectos generados por Covid-19. Uno de ellos es que el barrio es considerado un producto turístico, a pesar de que no cumple con las características técnicas para ser considerado como tal, situación que entra en constante conflicto con los residentes del barrio.

Recomendaciones

En el contexto de Covid-19 las principales recomendaciones para la repotenciación del turismo urbano en la ZET La Mariscal son:

  1. Mantener medidas de bioseguridad (uso de mascarilla, alcohol y lavado de manos), sumado a la presentación del carné de vacunación para ingresar a los establecimientos turísticos.

  2. Establecer aforos restringidos en establecimientos donde son frecuentes las aglomeraciones, como: bares, discotecas y restaurantes.

  3. Definir prórrogas especiales en los plazos para cumplir con las obligaciones tributarias (impuesto a la renta, IVA, licencia metropolitana única para el ejercicio de las actividades económicas) de los establecimientos turísticos.

  4. Otorgar créditos a los establecimientos turísticos para que puedan reinventarse y volver a funcionar.

  5. Mantener las actividades al aire libre promovidas por el Municipio de Quito, que buscan el uso del espacio público como punto de encuentro entre los ciudadanos y la oferta de servicios turísticos.

Adicionalmente, se plantean algunas recomendaciones relacionadas con problemas previos a la pandemia de Covid-19, por ejemplo:

  1. Controlar la delincuencia y mejorar los niveles de seguridad tanto para los habitantes como para los visitantes del barrio La Mariscal.

  2. Simplificar reglas y normativas para negocios, trabajando en su actualización con la participación de los propietarios de negocios.

  3. Mejorar las acciones de la Agencia Metropolitana de Control, ya que el Municipio es visto como ente regulador y sancionador de los prestadores de servicios turísticos.

  4. Generar incentivos como campañas de marketing y capacitaciones por parte del Municipio, ya que la ZET Mariscal a estas alturas no es interesante para establecer negocios vinculados con el turismo.

Las acciones a mediano y largo plazo deben enfocarse en construir un barrio de actividades económicas sostenibles que se integren a la vocación turística de la ZET, sin que estas actividades terminan por destruir la condición residencial de La Mariscal.

1 Tugurización se refiere al deterioro pero no solo de la infraestructura turística, sino también de la calidad de los servicios ofertados, y

2 El reglamento de Alimentos y Bebidas en Ecuador, establece en el art. 14 que un “Bar” es un “establecimiento donde se consumen bebidas alcohólicas y

3 Una de las personas entrevistadas señaló que actualmente el barrio no resulta un espacio oportuno para continuar con su negocio, por lo que lo

Alcaldía del Distrito Metropolitano de Quito. (2021). RESOLUCIÓN Nro. A 022 – 2021.

Beuf, A. (2019). Centralidad y policentralidad urbanas: interpretaciones, teorías, experiencias. Espiral, revista de geografías y ciencias sociales, 1(2), 131-155.

Carrión, F., & Erazo, J. (2012). La forma urbana de Quito: Una historia de centros y periferias. Bulletin de l’Institut français d’études andines, 41(3), 503-522.

Casgrain, A., & Janoshcka, M. (2013). Gentrificación y resistencia en las ciudades latinoamericanas. El ejemplo de Santiago de Chile. Andamios, 10(22), 19-44.

Dosso, R. (2005). Centralidades territoriales. Aportes y Transferencias, 9(2), 27-48.

Fox Gotham, K. (2005). Tourism Gentrification: the Case of New Orleans’ Vieux Carré (French Quarter). Urban Studies, 42(7), 1099-1121.

Llugsha, V., & Oviedo, S. (2020). Gestión del turismo urbano: La Zona especial Turística La Mariscal. Revista Ecuatoriana de Estudios sobre la Ciudad, 5, 21-32.

Milano, C. (2018). Overtourism, malestar social y turismofobia. Un debate controvertido. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural PASOS, 16(3), 551-564.

Ministerio de Turismo del Ecuador. (2020). Reglamento Turístico de Alimentos y Bebidas.

Municipio del Distrito Metropolitano de Quito. (2012). Ordenanza 0236.

Municipio del Distrito Metropolitano de Quito. (2018). Plan Especial La Mariscal.

Ortega, G. (2020, julio 2). Los artesanos de La Ronda, en Ecuador, se reinventan para sobrevivir a la pandemia. France 24. Consultado el 27 de abril de 2022.

Ortiz, S. (2021, agosto 30). El 13% de los negocios turísticos cerró en Quito. El Comercio.

Oviedo, S. (2014). Centro Histórico de Quito: cambios en la configuración residencial y usos de suelo urbano asociados al turismo. [Tesis de Maestría en Asentamientos Humanos y Medio Ambiente. Pontificia Universidad Católica de Chile ]. Estudiosurbanos

Oviedo, S. Llugsha, V., & Ocaña, W. (2020). Actividad turística y su relación con la gentrificación en el Centro Histórico de Quito. INNOVA Research Journal, 5(3.2), 151-162.

Parrado-Rodríguez, C. (2018). Rehabilitación urbana y pobreza oculta. La Mariscal, Quito. Revista Bitácora Urbano Territorial, 28(2), 17-24.

Quito Turismo. (2021a). Boletín estadístico Quito 2021.

Quito Turismo. (2021b). Quito en Cifras.

Romero, D. (2020, octubre 2). Locales de Quito usan el espacio público para ampliar atención. El Comercio.

Vallejo, R. (2008). Quito: Capitalidad y centralidades. Centro-H, Revista de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Centros Históricos, 2, 47-54.

1 Tugurización se refiere al deterioro pero no solo de la infraestructura turística, sino también de la calidad de los servicios ofertados, y deterioro de las condiciones económicas y sociales de la zona.

2 El reglamento de Alimentos y Bebidas en Ecuador, establece en el art. 14 que un “Bar” es un “establecimiento donde se consumen bebidas alcohólicas y no alcohólicas, alimentos ligeros como bocaditos, picadas, sandwich, entre otros similares, cuya estructura debe tener una barra o mostrador donde se servirán las bebidas y todo aquello que ordenen los consumidores, para el consumo dentro del establecimiento. No podrá contar con área de baile”. Es por esta razón que las discotecas han pedido recategorización, para poder ofrecer comida ligera y no tener que cerrar los establecimientos. Los bares estuvieron cerrados durante la cuarentena, las discotecas permanecieron cerradas durante casi toda la pandemia.

3 Una de las personas entrevistadas señaló que actualmente el barrio no resulta un espacio oportuno para continuar con su negocio, por lo que lo reubicará en otro sector de la ciudad.

Figura 1. Usos de suelo en la ZET Mariscal

Figura 1. Usos de suelo en la ZET Mariscal

Figura 2. Llegadas de visitantes no residentes a las ZETs de Quito

Figura 2. Llegadas de visitantes no residentes a las ZETs de Quito

Fuente: Quito Turismo, 2021.

Figura 3. Tasa de Ocupación Hotelera en la ZET La Mariscal

Figura 3. Tasa de Ocupación Hotelera en la ZET La Mariscal

Fuente: Quito Turismo, 2021a.

Figura 4. Evolución de empleos en el sector hotelero de la ZET La Mariscal

Figura 4. Evolución de empleos en el sector hotelero de la ZET La Mariscal

Fuente: Quito Turismo, 2021a.

María Soledad Oviedo

Docente-investigadora, Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE)
Fundación Ecogestión - Ecuador

Víctor Llugsha

Docente-investigadoro, Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE)

CC BY-NC-ND 2.0 FR sauf pour les figures et les visuels, pour lesquels il est nécessaire d'obtenir une autorisation auprès des détenteurs des droits.